La energía que nos rodea

Seguramente, muchos de los que lean este artículo harán una expresión de desaprobación acusándonos de farsantes promotores de pseudociencias, principalmente quienes son fanáticos del infalible método científico, sin embargo, debemos reconocer que la ciencia no tiene explicación para todo, y por supuesto que lo que no se puede explicar con argumentos científicos puede ser objeto de infinidad de interpretaciones, es por ello que estos temas debemos tratarlos con mucho cuidado.
 
Imagen: pixabay


¿Qué rayos queremos decir con "La energía que nos rodea?

Es muy probable que en los tiempos que vivimos en donde los medios de comunicación y la farándula hollywodesca tratan de hipnotizarnos con grandes producciones cinematográficas muchos hayan visto películas en donde vemos personajes utilizando su mente para comunicarse con otras personas a distancia, para influir en sus decisiones o incluso mover objetos con una extraña energía manipulada através de la mente.

Si nos enfocamos en aquella escena de Star Wars en donde el maestro Yoda habla con Luke Skywalker y le dice "Mi aliada la fuerza es y una poderosa aliada es... la vida la crea, la hace crecer, nos penetra y nos rodea... ¡Seres luminosos somos! ¡No esta cruda materia! "  podríamos pensar que se trata de un argumento fantástico lleno de cuentos chinos que se le ocurrieron a Spielberg al momento de escribir la historia.

Lo curioso es que la idea de una energía que nos rodea y nos penetra ha existido desde tiempos remotos y en culturas tan distantes unas de otras que hace imposible suponer que haya existido alguna influencia mutua.

Los antiguos griegos hablaban de algo conocido como Pneuma que se define como "espíritu" o "soplo divino", aquello que anima a todo ser vivo y lo mantiene en el plano existencial. Posteriormente se conocería como "alma", aunque siempre ha existido un eterno debate entre las diferencias entre alma y espíritu. Ya tendremos tiempo para escribir al respecto, por ahora lo que nos atañe es como esta idea de la energía vital siempre estuvo presente en diferentes culturas.

Volviendo a los ejemplos cinematográficos o en este caso programas de televisión, seguramente muchos de los treintones y cuarentones del presente habrán sido fans de la serie animada Dragon Ball Z de los años noventa en donde se habla mucho acerca de la posibilidad de las personas para controlar lo que los japoneses denominan como Ki y los chinos como Chi

En la India se conoce como Prana a la energía vital que fluye en todo el universo y es fundamental en la meditación para poder lograr la armonía y la calma mental, otra forma de nombrar a esta energía es Mana, nombre que le daban los sacerdotes Kahunas en Hawái.

Los antiguos egipcios por su parte hablaban del Ka, una especie de cuerpo etéreo que se consideraba el doble vital del cuerpo físico en donde radicaba su esencia divina y su personalidad pura.

Y poniéndonos un poco más locales, dentro de nuestra cultura en México, las tribus nahuas denominan tonalli a una entidad anímica que habita en el cuerpo del hombre, le da fuerza y vitalidad durante su existencia y se traslada a otros mundos al momento de la muerte.

Podríamos seguir analizando diferentes culturas y nos daríamos cuenta de que en casi todas existe desde tiempos remotos esta creencia acerca de la energía cósmica que nos rodea y existe en todo el universo, convirtiéndonos de esta manera en parte de un todo.

¿Realidad o simple coincidencia?

Lo cierto es que aunque muchos no dan la razón a la existencia de esta energía, en 1867 en su teoría de los campos James Clerk Maxwell nos hablaba de una energía universal que mantiene en conexión permanente toda existencia en el universo.

Posteriormente, Albert Einstein también nos hablaba de una energía etérea que resulta de vital importancia en nuestra percepción de la realidad, energía que no era posible medir como la energía electromagnética.

Podríamos considerar que dichas teorías pueden resultar obsoletas para nuestro tiempo, sin embargo, la física cuántica nos ha demostrado que la materia está conformada por energía y que cada uno de nosotros es un cúmulo de energía en constante vibración. En pocas palabras podríamos decir que vivimos dentro de un universo viviente.

¿Es posible manipular la energía que nos conforma para nuestro beneficio?

Desde el punto de vista holístico y de acuerdo a diversas técnicas de sanación como el famoso Reiki, se dice que es posible reestablecer el equilibrio perdido en nuestra salud a causa de desajustes energéticos, pero ya tendremos una sección completa dedicada a esta materia.

Imagen: pixabay
La doctora en física atmosférica Barbara Ann Brennan quien trabajó como investigadora en la NASA nos explica de manera detallada en su libro Manos que Curan lo que ella define como Campo Energético Humano y refuerza los conceptos de los hinduístas que nos hablan desde hace muchos años de la existencia de los llamados cuerpos sutiles y los centros de energía conocidos como Chakras de los que ya nos hablaba también C.W. Leadbeater en su publicación Los Chakras.

A raíz de la introducción del yoga en occidente por Paramahansa Yogananda en los años 20 se han propagado con rapidez los conceptos de centros de energía y cuerpos sutiles que lamentablemente se han convertido en toda una moda y excelente negocio para muchos, al igual que la proliferación de escuelas de Reiki en donde se cobran iniciaciones a costos estratosféricos bajo el pretexto de lo invaluable que resulta adquirir dichos conocimientos. Estos hechos han llevado a restarle veracidad a estas prácticas que desde mi punto de vista han sufrido un proceso de corrupción y desvío debido a la sincretización de que han sido objeto a causa de la mezcla de religión, esoterismo y hasta magia con los conceptos de los antiguos conocimientos que les dieron origen.

Definitivamente no creo que alguien se vista de Darth Vader y manipule "la fuerza" para matar a alguien de asfixia pero considero que nuestra mente es parte de esa energía de la que se hablaba desde la antigüedad y que nuestras intenciones así como nuestras palabras pueden influir positiva o negativamente en nuestra salud , en las personas que nos rodean y en nuestras circunstancias de vida.

En un próximo artículo les compartiré información acerca de aquellos centros de energía de los que hacemos mención. Mientras tanto, les envío la mejor de mis vibraciones en un fuerte abrazo.




ENKI, PADRE DE LA HUMANIDAD

Lo mas visto

Apoya a La Vereda Oculta

Mentes Asesinas: La violencia en tu cerebro

Estadisticas Profesionales para tu Podcast

Suscribete

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información