El caso de las hermanas Fox y el surgimiento del espiritismo.

Para quienes se inician en estos tiempos en el estudio de la parapsicología y llegan a la etapa espiritista, seguramente se encontrarán con esta historia que marca un antes y un después respecto a la comunicación con difuntos.

Todo sucedió en Hydesville, Nueva York el 31 de marzo de 1848.

John y Margaret Fox se mudaban un año antes a una casa que no tenía muy buena fama, debido a que sus anteriores ocupantes se habían alejado de ahí argumentando que el lugar estaba encantado, sin embargo, eso no fue un obstáculo para que la pareja junto con sus hijas Margaret y Kate de quince y once años respectivamente habitaran aquella casa de la que se contaban muchas historias. Tres meses después de haberse instalado, las niñas empezaron a escuchar golpes y ruidos extraños que les causaban temor, aun así, trataban de no darle importancia, pero los sonidos y golpes que escuchaban llegaron a ser tan constantes e insistentes que pidieron a sus padres dormir con ellos en la misma habitación sin que por ello cesaran aquellas manifestaciones. 



Aquella noche del 31 de marzo, Kate decidió responder a aquellos golpes misteriosos chasqueando los dedos al mismo tiempo que decía “Señor pata de cabra, haz lo que yo haga”, seguido de unas palmadas; inesperadamente aquellos golpes parecían responder a la comunicación que buscaba la niña como un juego inocente. Su hermana Margaret se unió al juego buscando la misma respuesta, y así fue, cada vez que alguna de las dos hacía una petición para que aquella entidad repitiera las veces que ellas aplaudían, obtenían el mismo número de golpes como respuesta.

El fenómeno se llegó a convertir en un suceso tan natural que incluso la madre de las niñas llegó a participar de aquella comunicación pidiendo a aquella fuerza invisible que le diera la edad de cada uno de sus hijos con golpes, la entidad respondió correctamente la edad de todos, incluyendo tres golpes más fuertes y contundentes que correspondían a la edad de un menor que había muerto a los tres años.

Tras varios meses de comunicarse con aquella entidad, llegaron a descubrir que se trataba del supuesto espíritu de un hombre que había sido asesinado en esa casa tiempo atrás, por lo que después de algunas investigaciones se llegaron a encontrar los restos óseos de aquel hombre en el lugar en donde su espíritu había señalado. 

La noticia causó gran expectación y llegó a oídos del director del periódico Tribune de Nueva York, Horace Greeley, quien invitó a su casa a las niñas para que demostraran sus extraños talentos,  posteriormente se ofrecieron sesiones en el hotel Barnum.

El espiritismo se hizo muy famoso en Estados Unidos llamando la atención de Europa, principalmente de Inglaterra de donde surgieron importantes sociedades cuyo objetivo era la investigación de estos fenómenos, pero no se trataba de personajes advenedizos, los más distinguidos hombres de ciencia de aquella época encontraban una oportunidad para satisfacer su sed de conocimiento investigando estos sucesos inexplicables; por otro lado, la gente común encontraba en el espiritismo una esperanza para poder comunicarse con sus seres queridos difuntos.

Se dice que las hermanas Fox realizaban innumerables sesiones espiritistas y que con el tiempo llegaban a materializarse los espíritus de los difuntos que contactaban, su fama fue tal, que despertó el interés no solo de hombres de ciencia sino de personajes de clase acomodada que buscaban sus servicios para comunicarse con sus difuntos. Casi nadie habla de la hermana mayor de Margaret y Kate llamada Leah, quien también poseía dotes de médium y se integró a las sesiones espiritistas junto a sus hermanas.

Sir William Crookes, físico y químico inglés de gran prestigio en aquel entonces, fue uno de los científicos que solicitó la presencia de Kate para estudiar sus habilidades.

En Inglaterra surgió el movimiento denominado Espiritualismo, en Alemania y Francia se hacía eco de este movimiento dando como resultado el surgimiento de muchos médiums que sorprendían al mundo con sus habilidades, aunque también se descubrieron infinidad de casos de charlatanería bajo la dirección de personas que aprovechando la popularidad del fenómeno buscaban una manera fácil para ganarse la vida.

El sistema de comunicación que usaban las hermanas Fox por medio de golpes (también llamados “raps”) dio origen a la tiptología que se conoce hoy en día en el mundo del espiritismo.

Tristemente se cuenta que con el paso de los años y después de haberse casado, las hermanas Kate y Margaret se retiraron del mediumnismo y cayeron en el alcoholismo, ganándose el rechazo de su hermana mayor Leah. En el año 1888 se dice que las hermanas Fox impulsadas por el rencor hacia su hermana mayor habían admitido que en realidad no se habían comunicado con los muertos y que todo era una simulación según un artículo del New York Herald, aunque Margaret un año más tarde se retractó diciendo que se encontraba en la miseria y que le habían ofrecido dinero para que dijera que todo había sido un fraude orquestado por Leah.

Lo cierto es que para algunos parapsicólogos y para los amantes del misterio, las hermanas Fox siguen siendo un referente en los inicios del espiritismo, que aun en nuestros días tiene muchos creyentes del hecho de que los muertos pueden comunicarse con los vivos, afirmación que no es tan descabellada si analizamos los libros sagrados de diferentes culturas y de diferentes épocas.

La veracidad en cuanto a los sucesos acontecidos en Hydesville sigue siendo un misterio hasta la fecha, aunque obviamente, no falta quienes afirmen que las hermanas Fox forman parte de una interminable lista de farsantes que encontraron la oportunidad para lograr fama y gloria.


Emmanuel Swedemborg, mucho tiempo antes de Margaret y Kate Fox

En 1688 nace en Estocolmo Emanuel Swedberg, cuando su familia ascendió a la nobleza cambió su nombre a Emanuel Swedemborg.


Swedemborg estudió en la universidad de Upsala en donde aprendió varios idiomas, además de matemáticas y ciencia, conocido como un gran ingeniero y sabio de su tiempo, Emanuel compartía experiencias a las que el denominaba “viajes hacia el mundo espiritual” en donde decía hablar con personajes bíblicos y reyes de la historia, además de entablar conversaciones con habitantes de otros planetas; lo que él narraba superaba por mucho a las experiencias contadas por los médiums tradicionales, es por ello que antes que a las hermanas Fox se considera a Emanuel Swedemborg como el auténtico pionero del espiritismo. Era tal la información que llegó a recopilar sobre sus experiencias de otros mundos que llamó la atención del filósofo alemán Emmanuel Kant quien se consideraba escéptico y poco sugestionable, sin embargo, no dudó en estudiar aquella capacidad del científico-vidente para comunicarse con los muertos bajo estado de trance.

Bibliografía

Los Poderes Desconocidos
Selecciones del Reader´s Digest 1982

Médium y Mediumnidad
por Stefano Mayorca
Editorial de Vecchi

ENKI, PADRE DE LA HUMANIDAD

Lo mas visto

Apoya a La Vereda Oculta

Mentes Asesinas: La violencia en tu cerebro

Estadisticas Profesionales para tu Podcast

Suscribete

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información