La Fuerza de los Pensamientos




Algunos de quienes siguen mi programa en podcast que lleva el mismo nombre de este sitio web seguramente pensarán que ya he dejado en el abandono el sitio, quizás otros lleguen a pensar que tardo mucho en publicar un audio, y no les culpo por tener dichos pensamientos, la realidad es que el trabajo en ocasiones me impide acudir a realizar estas tareas con la frecuencia con la que a mi me gustaría. Y claro, si yo viviera de escribir en un blog o ganara un poco de plata publicando audio programas, pues nada, sería uno de los hombres más felices del planeta porque me la pasaría haciendo lo que me gusta... Pero, esperen un momento, ¿Cuántas personas hay en la red que logran obtener ingresos suficientes como para poder lograrse si no una vida lujosa, al menos lo necesario para seguir haciendo lo que les gusta?; quizás todo sea cuestión de enfocar mis pensamientos, quizás solo sea necesario atraer lo positivo y visualizar lo que deseo.

 Mucho se habla del poder del pensamiento en cursos de superación personal e incluso en cursos enfocados a las ventas, por otro lado, se ha dicho mucho también que no hay nada más poderoso que la fuerza de las palabras, pero si analizamos un poco nos daremos cuenta de que antes de que la palabra se manifieste en sonido primero tuvimos que pensar lo que íbamos a decir, por lo tanto, creo que lo correcto sería decir "No hay nada más poderoso que la fuerza del pensamiento" ya que este es la antesala de la expresión hablada.

Es muy curioso, si un experto entusiasta de las ventas se encuentra en una sala dando un curso sobre el poder de la palabra para poder tener éxito en las ventas, seguramente nos dirá que la manera en que usamos el lenguaje corporal, nuestra mirada, nuestro tono de voz y hasta nuestra manera de vestir tienen mucho que ver en el resultado que deseamos obtener de un cliente potencial, y claro, nos creemos todo lo que nos dice, lo ponemos en práctica y ¡¡Funciona!!; pero ¿Qué sucede si nos dicen que la intención de alguien que utiliza esas mismas herramientas pueden servir para hacer el mal?, seguramente no podamos evitar que se nos escape una sonrisa incrédula, porque podemos ser capaces de creer en la famosa "Ley de Atracción" pero cuando se trata de maldiciones o hechizos entonces habrá muchos que digan - !!Esas son patrañas, desde luego que no me lo creo!! - sin embargo, no creo que se deba ignorar la posibilidad de que los pensamientos y las intenciones de una persona pueden afectarnos. Esto puede ocurrir desde algún compañero de trabajo que puede desear que nos vaya mal para ganarnos un ascenso, hasta un complejo ritual con el que se busque la desgracia de una persona y su familia.

 En artículos pasados abordamos de manera más o menos extensa el tema de la llamada "Bioenergética" dentro del mundo de las terapias provenientes de conocimientos ancestrales, hablamos un poco acerca de los famosos cuerpos sutiles y decíamos que desde el cuerpo espiritual hasta el cuerpo físico van tomando forma las expresiones de nuestro ser hasta su manifestación material, en este caso, hablando de la palabra.

El lenguaje indica emociones, decisiones y acciones, pero antes, estas ya tuvieron que ser creadas en nuestro cuerpo mental y transformadas en nuestro astral hasta el doble etéreo para materializarse en el plano terrenal, en el mundo tangible y visible.

Antes de que un hombre logre convertirse con los años en un fisicoculturista de musculatura estética y definida primero tuvo que visualizar la imagen de aquel gigante en el que quería trasformarse; si un arquitecto es contratado para llevar a cabo la construcción del edificio más alto y moderno del mundo, primero creará tal vez dos o tres planos y maquetas de lo que desea materializar.

De esta manera, los pensamientos pueden dirigirse para alcanzar objetivos positivos; usamos entonces pensamientos que refuerzan la confianza en nuestras habilidades.

Por el contrario, aquel líder de una banda de malhechores que planea el robo a un banco influye en sus secuaces, mentes más débiles a quienes convence para que de manera coordinada logren su objetivo sin importar si en determinado momento pueden perder la vida o acabar con la de aquellos que se interpongan en su camino; aquella mente maquiavélica también usó su habilidad de palabra y sus intenciones para lograr en este caso obtener dinero de una manera sencilla.

Líderes religiosos y gobernantes saben el poder de la intención, el poder de la manipulación mental, es por ello que desde pequeños, generación tras generación somos bombardeados con información que busca dominar nuestras mentes. Publicidad, desinformación, noticias aterradoras... Y si acaso esto no funciona sabemos lo que puede pasar.

Más allá de cuentos fantásticos de brujitas y hechiceros al estilo hoollywood podemos concluir que la intención tiene poder y las palabras también lo tienen, no solo en el caso de un buen discurso de campaña de un político que busca conseguir votos sino en el caso de quienes buscan el dominio de quienes consideran más débiles.

El mago negro tratará de apagar nuestra luz y puede con ello dañar nuestra salud o la estabilidad de nuestro entorno familiar y si no estamos listos para ello podemos realmente sufrir las consecuencias.

Caray, ¡¡Que bien se escucha Requiem, Lacrimosa de Mozart mientras escribo esto!!, pero bueno, continuemos...

Por otro lado, recordemos en parapsicología aquella energía llamada telergia o energía biótica, que es aquella energía de una persona que puede usar para influir en otros, en objetos o cosas.

Dijimos también en un programa de La Vereda Oculta que cuando esta energía se logra controlar puede provocar fenómenos como ruidos, levitaciones o incluso objetos que son lanzados sin que intervenga fuerza física aparente; comentamos también que cuando esa energía se descontrola o no puede ser controlada desde el inicio, se pueden dar fenómenos como el conocido Poltergeist del que también hablamos en alguno de nuestros programas.

No es poco común que alguien cercano a nosotros nos cuente que ha encontrado en una maceta algún muñequito vudú enterrado, símbolos extraños dibujados en la puerta de la casa o en casos extremos a su mascota teniendo comportamientos poco usuales que hacen poner la piel de gallina.

Tampoco son extraños los casos de personas que derrepente sienten malestares que no pueden explicar y que el médico no puede resolver, o por otro lado, se dan esos casos en que la situación económica parece ir hacia un desesperado descenso sin fin acompañado por tragedias familiares y discusiones constantes.

¿Coincidencias, simples sucesos de la vida que no deben alarmarnos o en su defecto simplemente ser aceptados?

Lo cierto es que existen conocimientos muy antiguos que se siguen practicando por grupos sectarios dentro de las élites que dominan el mundo, sin embargo, esos conocimientos se ocultan, se corrompen mezclandolos con otros o simplemente se nos presentan en alguna película de terror como fantasías que solo son posibles en cuentos infantiles.

Como parte de la naturaleza y mejor aún, como parte del universo infinito creo que deberíamos tener a nuestro alcance aquellos conocimientos que nos sean de utilidad para que nuestra armonía psíquica no se vea afectada.

Ya tendremos tiempo para sugerir en este apartado dedicado a la Autodefensa Psíquica algunas de las herramientas y procedimientos que nos pueden resultar de ayuda para que nuestra energía fluya de manera positiva sin que resulte víctima de aquellas vibraciones de baja frecuencia.

Este no ha sido más que un pequeño inicio para quienes realmente se interesen por ayudar y ayudarse a permanecer fuertes ante quienes nos desean mal.

Hasta la próxima!!


Apoya a La Vereda Oculta

Escuchanos

Lo mas visto

Estadisticas Profesionales para tu Podcast

Suscribete

INVESTIGACION PARANORMAL

LA VERDAD ES MAS FASCINANTE QUE LA FICCION

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información