El peligro de los disruptores endocrinos

 


En estos tiempos en que la tecnología se encuentra "muy avanzada" y en que tenemos tantos distractores que nos mantienen alejados de un pensamiento crítico, quizás no tenemos tiempo de analizar que es lo que comemos y que tan expuestos nos encontramos a infinidad de sustancias químicas dañinas para nuestro cuerpo. Si tenemos hambre, para muchos es muy sencillo pedir una pizza a domicilio o vaciar el contenido de una lata para preparar algo sin tener conciencia sobre los ingredientes que se han utilizado en la preparación de aquellos alimentos elaborados en los restaurantes de comida rápida o en el caso de los alimentos procesados enlatados, no tenemos idea de las sustancias que se utilizan para su conservación.

Por otro lado, estamos acostumbrados a los plásticos y a toda clase de sustancias químicas que utilizamos en artículos de limpieza; queremos una casa limpia, ropa limpia y hasta en el caso de nuestro aseo personal utilizamos jabones y lociones que pueden ser nocivos para el cuerpo, porque estar limpio es saludable, pero... ¿Nos hemos preguntado que tan saludables son las sustancias que utilizamos en la limpieza del hogar y aseo personal?


Beber agua embotellada parece ser lo más sano del mundo, pero si analizamos un poco las sustancias incluidas en ésta, nos daremos cuenta de que no es tan sano como creemos.

Lo que deberíamos saber, es que en la fabricación de las botellas de plástico se utiliza un químico industrial llamado Bisfenol A que puede alterar las funciones hormonales, causar cambios de comportamiento e incluso a aumentar la presión arterial, además de que se dice que afecta el desarrollo cerebral en los niños. Desde luego que no podemos saber que botellas contienen o no éstas sustancias, además de que hay quienes defienden el uso del Tereftalato de polietileno mejor conocido como PET, que es el material con el que se envasa la mayoría de las marcas de agua embotellada y bebidas azucaradas, sin embargo, debemos analizar un poco mejor estos asuntos que dejamos pasar desapercibidos.

¿Cómo podríamos estar menos expuestos a sustancias dañinas contenidas en el agua embotellada?

Tal vez, la mejor opción sería utilizar filtros de agua y utilizar recipientes de vidrio para su consumo.


El consumo de agua embotellada solo es uno de tantos riesgos para la salud que encontramos en nuestra vida cotidiana, pues existen una gran cantidad de químicos sintéticos que pueden imitar a las hormonas e interferir por ejemplo en el correcto funcionamiento de nuestro sistema endocrino.

El sistema endocrino está conformado por glándulas que producen las hormonas, las hormonas nos ayudan a que nuestros órganos funcionen de forma correcta; son determinantes en el crecimiento y desarrollo del cuerpo, la reproducción y las características sexuales. Entre los diferentes tipos de hormonas, tenemos por ejemplo a la glándula tiroides que regula el metabolismo del cuerpo produciendo hormonas como la Tiroxina o T4 y la Triyodotironina o T3.

El páncreas, las suprarrenales y la glándula pituitaria también forman parte del sistema endocrino; pero este artículo no se trata de una clase de biología, el tema central es que existen diversas sustancias químicas en artículos de uso común que afectan de manera nociva, como ya decíamos, a nuestro sistema endocrino. Estas sustancias pueden estar en el jabón o el shampoo de baño, en los alimentos, productos cosméticos, pesticidas, productos farmacéuticos, plásticos, o incluso en determinadas fibras sintéticas como en los tapetes y alfombras.

Dentro de las funciones que llevan a cabo las hormonas tenemos que actúan como una especie de mensajeros químicos que llevan mensajes a diversos receptores en células específicas.

Los llamados disruptores endocrinos existen de manera natural o sintética, estos últimos en mayor medida pueden afectar o como ya dijimos, imitar el funcionamiento hormonal, incluso se dice que éstas sustancias pueden llegar a provocar cáncer o en algunos casos tener un efecto negativo en la fertilidad; y por increíble que pueda parecer, los disruptores endocrinos pueden afectar incluso la identidad y el comportamiento sexual, ya que algunos investigadores creen en la posibilidad de que estén relacionados con el aumento de personas transexuales y homosexuales.

Se dice por ejemplo, que existen en las plantas sustancias muy parecidas a los estrógenos que pueden provocar un efecto estrogenomimético que afectaría la fertilidad masculina e incluso provocar ciertas conductas afeminadas en el hombre. 

Algunos de los disruptores endocrinos mas comunes son: Las PCBs, químicos usados como fluidos dieléctricos en transformadores eléctricos, pesticidas, pintura, adhesivos y soldadura, por mencionar algunos; en otro ejemplo podemos mencionar a los retardantes de llama, que como su nombre lo indica son utilizados en algunos plásticos y pinturas para hacerlos resistentes al fuego, sin embargo, lo que pocos saben es que estos pueden  alterar el equilibrio de la glándula tiroides. 

Las conocidas como dioxinas, contenidas en algunos alimentos, afectan el desarrollo neurológico, influyen en la desmasculinización del hipotálamo masculino y reducen el comportamiento sexual viril.

Otro de los disruptores endocrinos sintéticos son los ftalatos, que podemos encontrar en cosméticos, plásticos, perfumes y fragancias contenidos en los productos de limpieza que pueden tener efecto antiandrógeno e influir negativamente en el semen.

Algunos otros productos como los protectores solares o el triclosán usado en productos de cuidado personal pueden generar actividad estrogénica, es decir, aumentar la producción de hormonas femeninas en el hombre.


¿De qué manera podemos protegernos de los disruptores endocrinos?

Para evitar el efecto nocivo que pueden tener los disruptores endocrinos, aquí les dejo algunas medidas de prevención:

1. Tener un lugar específico para guardar los productos de limpieza fuera de la casa (en un cuarto de herramientas o algún lugar en el patio o jardín) y de ser posible sustituir estos productos por productos naturales como en el caso del vinagre que también se puede usar para limpiar y desinfectar en combinación con un poco de jugo de limón.

2. Pon atención en lo que comes y lee las etiquetas, o si es posible aliméntate con productos naturales evitando los alimentos procesados y enlatados.

3. Elimina las toxinas de tu cuerpo comiendo alimentos frescos, haciendo ejercicio y consumiendo mucha fibra.

4. En la cocina, utiliza mejor recipientes y utensilios de madera, aluminio, vidrio o cerámica para preparar y almacenar los alimentos.

5. Lava tus manos con frecuencia usando jabón neutro y evitando los productos perfumados.

6. Algunos productos químicos están presentes en aparatos electrónicos, muebles e incluso algunos productos para bebés, estos residuos se van acumulando en el polvo, por lo tanto, es recomendable la limpieza profunda y el aspirado constante de la casa.

7. En la medida de lo posible evita comprar agua de garrafón y mejor invierte en un filtro de agua certificado, quizás no resulte muy económico, pero a largo plazo te ahorrarás mucho dinero y sobre todo estarás cuidando la salud familiar.


En definitiva, creo que tenemos que ser más analíticos con la forma en como vivimos, como nos alimentamos y no dejarnos engañar por las grandes empresas a las que solo les importa vender, aún a costa de la salud de millones de personas. Aunque debemos enfatizar el hecho de que los disruptores endocrinos también están presentes en diversos alimentos de manera natural o producto de la contaminación ambiental, por lo tanto, es importante conocer las propiedades de los alimentos que consumimos.

Para mayor información sobre los disruptores endocrinos les recomiendo ésta interesante entrevista y echar un ojo al archivo PDF que compartimos abajo.

Despertar no implica solo realizar meditación y ejercicio para cuidar nuestro organismo, también debemos mantenernos alerta sobre nuestro entorno y mantener un pensamiento crítico ante los que nos parezca dudoso.

Saludos!!


Descargar


Estadisticas Profesionales para tu Podcast

Suscribete

LA VERDAD ES MAS FASCINANTE QUE LA FICCION

DONACIONES

DONACIONES
Por $30.00 MXN al mes o la cantidad que tú elijas no solo ayudas a La Vereda Oculta, además tendrás acceso a nuestro contenido exclusivo. ¡¡Muchas Gracias!!
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información