Sana, sana colita de rana...


Imagen/Pixabay

 

En mis años de infancia se tenía confianza plena en casi todos los médicos, se les tenía respeto porque se estaba seguro de que se harían cargo de cualquier malestar, y si se trataba de algo grave sabíamos que harían todo lo posible para recuperar nuestra salud o en casos extremos salvar nuestra vida.


No podemos ni debemos satanizar a los médicos, los hay excelentes y comprometidos con la ética profesional, que cumplen con el juramento hipocrático como se supone debe ser, en pocas palabras, personas de bien usando sus conocimientos para hacer el bien.


Lamentablemente la ambición de algunos y la debilidad de otros ha permitido que las garras del mal generen desconfianza en quienes quieren seguir dedicando su vida a la salud y la verdad detrás de la mafia existente en la industria farmacéutica, que en muchos casos ofrece "medicamentos y vacunas" con fines absolutamente lucrativos y no con el objetivo de sanar a los enfermos. Bien se dice que "un enfermo curado es un cliente perdido", y desde luego que para los magnates de estas empresas y las élites de poder las pérdidas no son una opción, parece extremo decirlo pero hay a quienes les importa un carajo las vidas humanas y sufren más por las pérdidas económicas.

 

Si han visto los anteriores artículos de esta sección solo dos cosas pudieron pasar, la primera, que algunos piensen que se trata de artículos para desinformar y tal vez haya quienes digan que estoy loco al igual que la gente de los videos que se comparten, que somos anti-ciencia, anti-vacunas, anti-sistema, locos, conspiranoicos, etc. Y en el segundo caso tal vez estarán los que se muestren abiertos a la información manteniéndose alerta ante la nefasta realidad a la que hemos sido sometidos por la "pandemia". Con unos cuantos que analicen las cosas y compartan basta.

 

Si han visto también la segunda parte del documental Plandemic entonces ya conocen el origen de la industria farmacéutica; si no los han visto, aún están a tiempo, porque aparecen en los artículos anteriores de esta sección y como no tenemos un tráfico tan grande no los han censurado, así que solo me limitaré a compartir un poco de información que se complementa con los videos que abajo les comparto.


Un punto importante que no podemos dejar pasar por alto es el hecho de que las farmacéuticas no proporcionan abiertamente todos los componentes de algunos de sus productos en el etiquetado, sin embargo, esto no es problema porque pagando multas millonarias de cualquier manera estos salen a la venta.

 

El autor del libro "Medicamentos que matan y crimen organizado: cómo las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud" el doctor Peter Christian Gøtzsche ha dicho desde hace ya algunos años que varios medicamentos en realidad no ofrecen una cura definitiva a las enfermedades y en el caso de medicamentos de uso psiquiátrico menciona que crean adicción en las personas, de manera que solo se sienten bien tomando estos fármacos y en este caso yo sé de que habla el doctor porque yo fui diagnosticado hace ya varios años con Trastorno de Ansiedad y no ha sido sencillo dejar de tomar paroxetina porque con el retiro los episodios de ansiedad pueden ser más fuertes que al inicio.

 


 

En entrevista para eldiario.es en 2016 dijo lo siguiente:


"Una razón importante por la que la psiquiatría moderna está tan centrada en los fármacos es que la gente no sabe muy bien cuáles son ni sus beneficios ni sus daños. Yo tomé una actitud crítica respecto a estos fármacos; conseguí el acceso a estudios no publicados y fue entonces cuando me di cuenta de lo mucho que la industria farmacéutica, y en ocasiones también los psiquiatras, nos han engañado con sus ensayos clínicos."

 

"Se irradian los alimentos, la leche se pasteuriza; se modifican los genes; el agua está contaminada y el aire envenenado. Los niños reciben 35 vacunas antes de ir a la escuela, toda la familia está tiesa: el padre, con Viagra; la madre con Prozac; el niño, con Ritalin. Su seguridad, su normalidad y su felicidad quedarán garantizadas muy pronto gracias a la implantación de un microprocesador, como el que se les pone a los animales." Así lo decía ya la doctora canadiense Ghislaine Lanctot desde 1994 en su libro "La Mafia Médica" y según sus propias investigaciones en los EE.UU. mueren cerca de 700,000 personas al año a causa de los efectos secundarios de medicamentos, cifra muy cercana al supuesto número de muertes por covid19 en aquel país al momento en que estoy escribiendo esto.

 

 


 

En cuanto a las multas que han tenido que pagar grandes farmacéuticas por ocultar o dar información errónea sobre sus medicamentos, además de ofrecer sobornos para promover la venta de sus productos aquí solo unos ejemplos:


- En 2009 Pfizer pagó 2300 millones de dólares por malas prácticas comerciales.

- En 2013 Glaxosmithkline pagó cerca de 2800 millones de dólares por sobornos, fraude y muerte.

- Ese mismo año Johnson & Johnson pagó 2200 millones de dólares por información errónea en varios de sus productos médicos y sobornos.

- En 2016 AstraZeneca pagó 5500 millones de dólares por sobornar a médicos de China y Rusia.


Como dije, son solo algunos ejemplos, pero si desean más información sobre las empresas que fabrican las vacunas contra el covid19 el diario El Confidencial nos da una muestra de las multas millonarias que han tenido que pagar algunas otras farmacéuticas en la que se incluye las arriba mencionadas.


He escuchado comentarios de muchas personas que creen que las mejores vacunas anticovid son las que fabrican Pfizer y la rusa Sputnik V, de esta última no me encontré con mucha información pero de Pfizer aquí les dejo un regalito: 

 

 

Tal vez llegados a este punto de nuestro artículo ya no crean que estoy loco por pensar mal de las vacunas contra el Covid19, pero no se adelanten porque este no es el final de los artículos relacionados con el tema, compartiré información que para nada se encuentra oculta, sabiendo buscar se encuentra lo que a uno le interesa pero muchos prefieren creer en lo que los medios "oficiales" dicen, otros ni siquiera se preocupan por ver noticias, y la gran mayoría prefiere permanecer idiotizada con los "reels" de facebook, las banalidades de los "youtubers" de moda o tal vez se preocupen más por los "likes" que les dan a sus fotos en Instagram, y algunos más ya están esperando que Zuckerberg ponga en marcha su proyecto de Metaverso para idiotizarse a lo grande.


Como ya lo dije, yo no estoy descubriendo el hilo negro, estoy compartiendo lo que quizás debí compartir justo en el momento en que inició la "pandemia" pero decidí esperar porque el terror se apoderó de todos y lo que menos iban a hacer era poner atención a un sitio de misterios y conspiraciones dirigido por un desconocido, y claro que pueden ustedes mismos revisar datos y fuentes, investigar a fondo y seguir canales en Telegram en donde la verdad ha salido a la luz desde los primeros meses en que se impuso el confinamiento en varios países de Europa, cosa que no sucedió en Latinoamérica, pero basta con saber que los latinos somos más aprensivos y miedosos por lo que no hace falta que nos obliguen, en México la mayoría van solitos y hacen lo que Televisa o TV Azteca les dice.


Para terminar sería bueno que dedicaran unos minutos para ver esta interesante entrevista en este programa que conducía ni más ni menos que Daniel Estulin, autor de diversos libros como: "La verdadera historia del Club Bilderberg", "Conspiración Octopus" y "El Instituto Tavistock" que ojalá se decidieran a leer y no solo a ver su biografía en Wikipedia. 

 

Sana, sana colita de rana... Sana, sana colita de rana... Reviewed by Dorian Black on noviembre 08, 2021 Rating: 5

Aviso

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información